Rejuvenecimiento facial: Técnicas para conseguir una piel joven

¿Qué aspectos deben corregirse para rejuvenecer el rostro?

El rejuvenecimiento facial tiene como objetivo tres pilares importantes, que son el tratamiento y la prevención de las arrugas, la producción de colágeno para mantener la elasticidad cutánea y la regeneración de los tejidos. Con estas tres líneas de tratamiento logramos el rejuvenecimiento y mantener la piel lo más tersa y con mejor calidad en un largo periodo de tiempo.

¿Qué técnicas de rejuvenecimiento facial hay actualmente?

Las principales técnicas de rejuvenecimiento facial que se consideran más exitosas comprenden la toxina botulínica, comúnmente llamada como botox. Láseres no ablativos, junto con hilos tensores para tratar la elasticidad cutánea, previniendo la flacidez, y como regenerador de tejido el plasma rico en plaquetas y Ultrasonidos Focalizados (HIFU).  En conjunto estos tres son los pilares principales, que podríamos agregar otros tratamientos como son son peelings y mesoterapia facial para hacer un tratamiento físico y químico a nivel cutáneo. Cabe destacar que de todos ellos los ultrasonidos focalizados (HIFU) son la opción más innovadora actualmente presente en el mercado, estos son capaces de penetrar hasta superficies de la piel en las que el láser no se puede ni acercar. El tratamiento SublimLift es pionero en esta tecnología que utiliza ultrasonidos de alta frecuencia y alta potencia cuyo haz actúa de forma concéntrica sobre un punto.

El objetivo de esta tecnología es elevar la temperatura local del punto a tratar por encima de 45Cº durante un tiempo de “milisegundos” para que estimule y no lesione, de esta forma, induce termocoagulación con la consiguiente respuesta proteica y celular, manteniendo intactos los tejidos circundantes.

La propagación de este sistema se realiza de forma lineal y a la profundidad seleccionada por el médico; de tal manera que, cada vez que se realiza una pulsación, la energía HIFU de Sublimlift, forma una línea de puntos de termocoagulación, con densidad variable entre 13 y 20 puntos.

De esta forma y en función del transductor o cartucho de tratamiento seleccionado, se puede incidir en todos los niveles: epidermis, dermis superficial, dermis profunda, aponeurosis muscular (SMAS) o panículo adiposo.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *