Rutina de Belleza en Otoño

Tanto el otoño como la primavera son estaciones de cambio (clima, alimentación, rutinas) y, como siempre ocurre, nuestra piel y cuerpo pueden verse resentidos. Por esto, tanto para ayudarte a volver a los buenos hábitos como para reparar los daños que se han podido causar y también prevenir los futuros, te ofrecemos una nueva rutina de belleza para el otoño.

Septiembre y Octubre son los meses durante los cuales nuestro cuerpo vuelve a adaptarse a la rutina y al nuevo ambiente que comienza a aparecer. Es frecuente que se produzca una recaída de acné o aparición de granitos, acumulación de líquidos, manchas en la piel, caída del cabello o piel excesivamente seca y sin luminosidad. Ante esto, lo mejor es repararlo a tiempo y darle esa ayuda extra que tanto necesita en estos momentos.

 

Rutina de belleza en otoño

Piel

Para una piel libre de impurezas es necesario ser rigurosos con el cuidado facial y seguir una rutina por la mañana y por la noche.

  • Limpieza. Toda rutina facial debe comenzar con una limpieza porque en ésta está el secreto para equilibrar y purificar la piel. En la actualidad existen multitud de productos para ello según el tipo de piel pero nuestra recomendación es escoger productos que contengan agua termal ya que son aptos para pieles sensibles y grasas, limpian con suavidad y no resecan la piel.
  • Serúm. Aplicar serúm por la mañana y por la noche no sólo hará que la piel luzca radiante sino que la preparará para que el resto de cosméticos penetren mejor. No hace falta una gran cantidad (suelen bastar dos gotas) y es mejor aplicarlo primero por la parte interior del rostro y extenderlo hacia el exterior con movimientos circulares.
  • Tratamiento. Tras el serúm, es importante aplicar un tratamiento específico para el problema que se quiera tratar (acné, sequedad, irritación, manchas…). Estos productos refuerzan la barrera protectora y contienen activos que cubren las necesidades de la piel.
  • Mascarilla. Una vez a la semana puedes aplicar una mascarilla o velo facial para acondicionarla y reforzar aún más la rutina.

Cuerpo

Que dejemos de lucir piernas y brazos no es excusa para abandonar el cuidado de la piel del cuerpo y seguir combatiendo la celulitis o la grasa localizada. Al contrario, ahora es el momento perfecto para ponernos manos a la obra con ello y empezar tratamientos como las ondas de choque o la depilación con láser. Además, es importante reparar la sequedad que el verano deja y prevenirla para la llegada del frío. Para ello:

  • Limpieza. El producto que uses para bañarte es una de las claves para un buen cuidado. Escoge un producto que contenga humectantes para conservar la humedad natural.
  • Exfoliante. En el momento de la ducha, aprovecha para aplicar un exfoliante y retirar la piel muerta.
  • Hidratación. Usa una crema humectante corporal. Actualmente, existen muchos productos que además de hidratar ayudan a reafirmar. Y si tu piel es muy seca puedes escoger una rica en aceites. Aplica el producto y deja que se absorba antes de vestirte.
  • Anticelulítico. Mediante un buen masaje en círculos y de abajo a arriba, extiende la crema anticelulítica.
  • Masaje. Un drenaje linfático ayudará a eliminar toxinas y revitalizar la piel mejorando la elasticidad y el tono muscular.

Cabello

El cabello también ha sufrido durante el verano y suele estar seco por la falta de hidratación y de sol. Además, a esto se le une otro problema típico de este periodo del año que es la caída estacional.

  • Hidratación. Aprovecha y retoma la rutina con un saneamiento de puntas y un tratamiento de hidratación. En casa, aplica 2 veces por semana una mascarilla reparadora e hidratante para recuperar la suavidad. No olvides utilizar, especialmente si usas secador o plancha, un protector térmico previamente.
  • Caída. La pérdida de cabello no suele durar más de 2 meses y es debido a un proceso de renovación capilar. De todas formas, si la caída es excesiva, no está de más que consultes con un médico para descartar que el motivo pueda ser alimentación incorrecta, alguna carencia o un desequilibrio.

Ahora que ya tienes la rutina para este otoño, ¡comienza con ella!
Y no olvides que la alimentación, beber agua y realizar ejercicio también complementan estos cuidados.

Y si buscas un tratamiento estético específico, descubre todo lo que te ofrecemos en nuestra web o llámanos 933 968 911

 

¡Prepara tu piel desde ahora para Navidades!

Tanto si este año ha sido fabuloso como si hemos obtenido grandes aprendizajes, como personas activas y previsoras, en búsqueda constante de nuestro bienestar y belleza, debemos anticiparnos a preparar nuestra piel con técnicas que, progresiva y acumulativamente, nos permitan lucir nuestro aspecto más deslumbrante para navidades y fin de año 2017.

 

La medicina estética aprovecha los efectos de los ultrasonidos focalizados para prevenir y paliar los signos de envejecimiento facial sin emplear cirugía. Estos sonidos, cuya emisión no es perceptible para el oído humano, tienen la capacidad de actuar en las capas más profundas de la piel.

A continuación, damos las claves de tecnología usada para elevar, tensar y tonificar la piel, todo ello sin producir ninguna alteración de la superficie cutánea.

 

SublimLift

 

 

Aquellas personas que busquen la prevención o la corrección de la caída de los tejidos en el rostro y en el cuello o que deseen mejorar la piel del escote pueden optar por este procedimiento, quien añade que “también puede usarse para mantener los resultados de un lifting facial”.

Starlift clinic propone este procedimiento ideal para los pacientes con flacidez moderada. Sus principales aplicaciones son:

  • Tensar la línea mandibular y el cuello
  • Elevación de cejas
  • Eliminación de las arrugas del escote
  • Mejorar las bolsas de los párpados

Mejora la piel desde dentro

 

Los resultados de esta tecnología derivan de la estimulación del colágeno de forma natural; el tratamiento, que se puede realizar en cualquier época del año, actúa en las capas profundas de la piel dónde se encuentra esta proteína eternamente vinculada a la juventud; todo ello sin perjuicio de la parte superficial.

La ventaja principal de esta técnica es que los ultrasonidos focalizados usados alcanzan la temperatura óptima de calentamiento de la piel, que estimula la producción de nuevas fibras de colágeno”.

Y añade, es la única técnica no invasiva aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA)  para elevación no quirúrgica de cara y cuello, llegando a profundidades de hasta 4.5 mm en los tejidos tratados, hecho que no pueden conseguir el resto de tecnologías.

 

El tratamiento

  • ¿Produce dolor? No requiere anestesia y aunque puede ocasionar molestia tolerable cuando se libera la energía de ultrasonido, es temporal e indica que la producción del colágeno ha empezado.
  • ¿Cuánto tiempo dura cada sesión? La duración depende de la zona a tratar y generalmente suele ser entre 30 y 60 minutos
  • ¿Con qué frecuencia se realizan las sesiones? Suele ser suficiente con una sesión al año, aunque se puede repetir cada 3 meses.
  • ¿A partir de cuantas sesiones se pueden ver efectos? Tras la primera sesión los resultados son visibles, apareciendo de manera progresiva durante los siguientes 30 a 60 días después del tratamiento. De forma gradual, la piel renueva su colágeno y lo sustituye por uno nuevo y más elástico.

 

No obstante, los resultados no sustituyen a una cirugía, pero logran mejorar la flacidez de la piel de forma no agresiva.

 

La piel tras el tratamiento

Este sistema permite al paciente recuperar inmediatamente su actividad normal, los efectos secundarios que pueden darse (aunque poco comunes) son enrojecimiento de la piel por unas horas, inflamación o sensación de hormigueo.

No es necesario ningún cuidado especial tras el tratamiento, algunas personas pueden mostrar una ligera inflamación, prácticamente imperceptible, de la zona tratada durante las 24 o 48 horas sucesivas, que remite espontáneamente, en estos casos, se desaconseja practicar ejercicio físico intenso o someterse a fuentes de calor.

Entre los efectos menos comunes se encuentra la aparición de pequeños hematomas o falta de sensibilidad, todos ellos leves y desaparecen en pocos días.

Para las personas que acostumbren a maquillarse diariamente este tratamiento no supone ningún impedimento, ya que la zona tratada se puede maquillar justo después de una sesión. La energía liberada por el dispositivo se dirige a los planos profundos de la piel y no a la superficie.